.

.

Realiza tu pedido

Elige los platos de nuestra variada carta. Pedido mínimo 25 €

Entra en nuestra web y visita nuestra carta, podrás elegir los platos que quieras que te enviemos, añádelos a tu pedido y, una vez los tengas todos, sigue el proceso y realiza el pago con tu tarjeta de débito, crédito o, si nos has mandado los cheques, usa el código que te habremos enviado por correo electrónico, que descontará el importe del saldo acumulado en el mismo.

Recuerda que a partir de 10 platos los portes te salen gratis. Lo mismo te interesa pedir un plato más.

Nuestra carta


Encendemos los fogones

Nos pondremos a cocinar en cuanto nos llegue tu pedido.

Cuando hayas realizado el pedido, te llegará un mail confirmando que todo ha ido OK y nos pondremos manos a la obra con tu pedido. Cocinamos siempre pequeñas cantidades, bajo demanda, no tenemos stock de platos, de esta manera conseguimos que los platos tengan el mejor sabor y la calidad como si lo hubieras hecho en tu casa.

Una vez finalizada la coción, y con la comida caliente, la emplataremos y enfriaremos rápidamente, luego añadiremos un gas inocuo, antes de cerrar la barqueta, con esto conseguimos sacar el aire para que la comida te llegue siempre en perfecto estado. No añadimos ningún tipo de conservantes.

PREPARACION.png

ENTREGA.png

En casa o en la oficina

En cuanto tengamos todos tus platos cocinados, te los mandamos por SEUR Frío donde nos digas.

Una vez que hayamos cocinado todos tus platos, llamaremos a SEUR Frío y te los mandamos a la dirección que nos hayas indicado, siempre manteniendo la cadena de frío, de manera que los platos lleguen con todo su sabor y en perfectas condiciones.

Te llegará siempre antes de las 13:30 h.

Si al abrir tu pedido vieras algún plato defectuoso, casi siempre llegan bien, pero por si acaso, no te preocupes, contacta con nosotros y te lo mandamos de nuevo sin coste alguno.

Guarda el pedido en la nevera cuando te llegue, podrás consumir los platos sin ningún problema mínimo durante los siguientes 7 días desde que recibas el pedido, de todos modos en el envase tienes la fecha de caducidad impresa.

Si ves que no vas a consumir un plato, podrás congelarlo sin ningún problema, cuando vayas a consumirlo, déjalo en la nevera durante 24 horas para que se descongele y caliéntalo según las instrucciones.


Calentar y listo

Sigue las instrucciones que recibirás en cada plato y disfruta de una comida casera, natural y variada.

Cada plato tiene sus instrucciones para calentarlo o consumirlo, generalmente suele ser perforando el film protector y calentándolo a media potencia durante dos o tres minutos.

Cuando lo hayas abierto, solo tienes que retirar el film protector con mucho cuidado de no quemarte, emplatarlo si lo deseas y consumirlo.

MICROONDAS.png